martes, 11 de febrero de 2014

NUTRICIÓN Y COLESTEROL

Continuo con los consejos nutritivos para patologías, después del primer capitulo sobre la Gota.

El colesterol es una grasa que se encuentra en los tejidos (sobre todo hígado y cerebro) y sangre de los animales vertebrados. El colesterol es esencial en el metabolismo celular, pero los niveles elevados plasmáticos son perjudiciales para la salud.

La concentración normal en sangre de colesterol esta entre 150 y 200 mg/dL. Cuando la colesteronemia esta por encima de estas cifras se denomina hipercolesterolemia.

El colesterol es transportado en forma de lipoproteínas (LDL, VLDL y HDL). Los niveles altos de LDL (colesterol malo), incrementa el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, ya que deposita el colesterol en las arterias. El colesterol HDL (colesterol bueno) es protector, ya que elimina el colesterol de las arterias. Por lo que la estimación del riesgo cardiovascular, basado solamente en niveles totales de colesterol plasmático es inadecuada, hay que ver el conjunto para valorar el riesgo.

Valores lipidos en sangre:

  • Colesterolemia por debajo de 200 mg/dL: pronostica un riesgo bajo de padecer enfermedad cardiovascular.
  • Colesterolemia entre 200 y 239 mg/dL: nos da un riesgo intermedio, salvo que existan otros factores de riesgos (diabetes, hipotiroidismo...).
  • Colesterolemia mayor de 240 mg/dL: determina un riesgo alto de sufrir enfermedad cardiovascular. En estas personas se recomenda mantener los niveles de LDL por debajo de 100 mg/dL. 
  • LDL: mantener entre 70-130 mg/dL.
  • HDL: por encima de 50 mg/dL.

  • Triglicéridos: estar entre 10-150 mg/dL.

Recomendaciones Generales

  • No ganar peso o perderlo.
  • La dieta mediterránea es la idónea porque su aporte de grasas proviene fundamentalmente de los ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados presentes en el pescado y los aceites de oliva. 
  • Evitar bebidas alcohólicas (el vino moderado es recomendable).
  • Hacer ejercicio (aumenta el HDL y reduce el LDL y los triglicéridos).
  • Consumir alimentos que sean bajos en grasa como los granos integrales, frutas y verduras.
  • Evitar alimentos que tengan mucha grasa saturada.
  • También es importante el consumo de vegetales, legumbres, cereales, hortalizas y frutas.

Alimentos que se deben evitar:

Grasas: Mantequilla, manteca, margarina.
Carnes: Tocino, salchicha y otros productos elaborados con carne de cerdo, visceras, ganso, pato, fiambres (menos pavo).
Pescado: Enlatado en aceite...
Mariscos: Langosta, camarones, cangrejos, ostras...
Huevos: Limitar las yemas de huevo, a dos por semana.
Frutas: Aguacate y Coco...
Frutos secos: No consumir fritos.
Pasteles: Los pasteles con manteca o mantequilla.
Lácteos: Leche y derivados no descremados.

Alimentos que se pueden consumir sin problemas:

Grasas: Aceites vegetales oliva, girasol.
Carnes: Magras, pollo y pavo sin piel.
Friambres: de pavo.
Pescados: todo tipo de pescado fresco.
Mariscos: cangrejo sintético.
Huevos: Clara de huevo.
Frutas: Come tres porciones de fruta fresca al día.
Vegetales: Sin limitaciones.
Pan: Sin problemas, mejor si es integral.
Lácteos: Siempre utiliza leche descremada o productos elaborados con leche descremada.
Bebidas: Zumos de frutas frescas, café, té, refrescos light.
Bebidas alcohólicas: 2 a 3 bebidas por semana, el vino es muy recomendado con moderación.
Frutos secos: Ayudan a reducir el LDL. Nueces, almendras, avellanas, piñones, cacahuetes y pistachos.



Todos estos consejos son orientativos, no tiene valor medico. Consultar a vuestro especialista. 



http://1013recetasdecocina.blogspot.com.es/